jueves, 2 de febrero de 2012

#PreviaSB: el duelo musical

Sinceramente, esperaba más de los cánticos dedicados a cada equipo. Cuando anuncié que iba a escribir una previa musical, no había buscado todavía con qué canciones contaba cada finalista. El año pasado había encontrado canciones interesantes para Steelers, Packers, Bears y Jets. Tanto tradicionales (como el Bear down, Chicago Bears) como recientes (como la de las Steeler ladies). Tenían su gracia. Pero este año estoy bastante decepcionado con el nivel musical de ambos equipos. Coño, que son de *Nueva York (vale, sé que no) y *Boston (vale, sé que no), deberían contar con un armamento musical de primera. Pero no.

Antes de entrar en las canciones, el New York Post sigue dándonos motivos para reírnos (de quienes escriben ahí). Esta es la portada de la edición de hoy:


La noticia, el mensaje de correo electrónico que Gisele Bündchen envía a los amigos de la familia Brady pidiéndoles que recen por su marido:

"My sweet friends and family,

This sunday will be a really important day in my husband’s life. He and his team worked so hard to get to this point and now they need us more than ever to send them positive energy so they can fulfill their dream of winning this super bowl . . .

So I kindly ask all of you to join me on this positive chain and pray for him, so he can feel confident, healthy and strong. Envision him happy and fulfilled experiencing with his team a victory this sunday.

Thank you for your love and support. Love, G :)
"

El Post interpreta este mensaje como una señal de desconfianza y debilidad. En fin. Que vamos con la música.

Este es el himno tradicional de los New York Football Giants (que así es su nombre completo). Se llama Touchdown y es así de insulso (la canción tiene letra, pero por algún motivo que no alcanzo a entender no la incorporan a la música):



Más recientemente, el rapero Jim Jones modificó su tema We fly high en homenaje a los Giants en 2006. Los G-Men la usan para celebrar los touchdowns. Qué queréis que os diga, me parece una mierda.



No está tan mal el vídeo que usan para presentar al equipo en New Meadowlands. No es música propiamente dicha, pero me vale:


Esta versión o (mejor dicho) parodia del New York State of Mind animaba a los Giants en su carrera de postemporada. Su autor está demasiado colgao. Entre la risa y (un poquito de) vergüenza ajena:


Terminamos el apartado dedicado a los chicos de Nueva Jersey con esta canción percutiva. Pse. Pero el vídeo mola.


Cambiemos de acera. Al norte. Los Patriots carecen de himno oficial. Sin embargo, esta canción compuesta en 1986 antes de la Super Bowl contra los Bears podría considerarse como más o menos oficiosa. Ojo qué mierda. Skin the Bears, se llamaba:


Los que salieron desollados ese día fueron los Patriots. Y merecidamente, aunque solo sea por perpetrar esa bazofia. Pero la anterior no fue la única canción compuesta para ese evento de tan mal recuerdo. También esta ochentera New England, the Patriots and me:


En descargo de aquellos Patriots del 86 hay que decir que lo que perpetraron musicalmente los Bears fue aún peor. Ojo con el Bears Super Bowl shuffle:


Más reciente es este Here we go Patriots, de una banda punk de la zona (Meat Depressed), pero no mejora mucho los anteriores temas dedicados al equipo de Nueva Inglaterra:


Sin embargo, los Patriots, como equipo de *Boston, tienen un himno popular: Dirty water, de los Standells. Esta sí que mola y de esta canción los bostonianos sí que se sienten orgullosos:



Cambiamos del apartado colectivo al individual. Vamos con canciones dedicadas a jugadores que serán protagonistas este domingo. O no. Como Gronkowski. ¿Estará, no estará? No se sabe, aunque los Patriots y él nos quieren hacer ver que sí. De lo que nadie os libra es de este I wanna Gronk, sonido hortera-metalero-noventero.


He de reconocer que este rap que enfrenta a Eli Manning y Tom Brady me ha hecho bastante gracia:


Esta versión de I believe I can fly transformada en I believe in Eli... Bueno, vosotros diréis. Por lo menos es pegadiza:


Entramos en terreno peligroso con este Brady, Brady pseudoJustinBieberiano de Al Dukes. La gracia de esta canción es que se compuso para el partido que enfrentó en temporada regular a Giants y Patriots. Ahí ya se predecía un reencuentro en playoffs.


Otra versión, terriblemente entonada, este Moves like Wes Welker.


En este tema, no tan mal entonado, se desea que Tom Brady gane un nuevo anillo:


Ojo que hasta Wilfork tiene su gilitema:


Bueno, creo que ya. Queda por advertir sobre quiénes actuarán antes y después del partido. Los músicos. Ah, que no. Este año la NFL decidió no invitar a músicos. Como el pasado. Después de un par de años en los que se invitaba a músicos de verdad como los Who o Bruce Springsteen, la NFL decidió cambiar de rumbo. Allá ellos. Yo paso. El himno lo cantará una pava de American Idol, el Operación triunfo de los Estados Unidos. En el descanso, Madonna. Lo peor de la Super Bowl, que el descanso dura 31 minutos en vez de los 12 ordinarios. Si por lo menos llevasen a una banda que mereciese la pena, bueno. Esta vez no.

* * *

Ya solo queda la previa deportiva. ¿Menos absurda que las anteriores? No creáis, porque de lo que decimos todos que va a suceder a lo que realmente suceda mediará un abismo. Hablaremos de las claves del partido, de los puntos fuertes o débiles de cada equipo, y al final nada tendrá que ver con lo predicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada